Jacob y Raquel ante el pozo. Juan de Zamora. Palacio Arzobispal de Sevilla